Jun 08

Las puertas romanas de Caesaraugusta

Desde la época romana Zaragoza ha sido una ciudad estratégica debido a su localización. La ciudad romana de Caesaraugusta se asentó en la zona central del Valle del Ebro, ocupando la anterior ciudad ibérica de Salduie. Para protegerla de asaltos y ataques los romanos decidieron amurallarla. Los límites marcados por la muralla romana se fueron ampliando a lo largo de su historia y Zaragoza llegó a tener 12 puertas, que daban paso y protegían la ciudad. En este artículo te presentamos las puertas romanas de Caesaraugusta.

¿Te animas a descubrirlas?

Trazado de la ciudad romana de Caesaraugusta

Trazado de la ciudad romana de Caesaraugusta. Archivo Gaza

Con la construcción de la muralla de Caesaraugusta se levantaron 4 puertas, situadas en los extremos de las dos avenidas principales de la urbe romana, el Cardo (trazado aproximado de la actual calle Don Jaime y la plaza España), delimitado por las puertas del Ángel y Cinegia, y el Decumano (Calle Espoz y Mina y Manifestación), con las puertas de Toledo y Valencia.

 

Atravesamos el Cardo Maximus

La Primera puerta

Al Norte, la Puerta del Ángel era la entrada principal de la ciudad por la que accedían los viajeros que llegaban del Este y de más allá de la Península Ibérica. Se ubicaba en el Paseo de Echegaray y Caballero, entre el Palacio Arzobispal y La Lonja. Su nombre hace referencia al Ángel Custodio, obra renacentista de Gil Morlanes, que coronaba esta entrada monumental. Hoy podemos visitar esta preciosa talla en alabastro, de más de 1m de altura, en el Museo de Zaragoza.

Lonja y puerta del Ángel de Zaragoza. Archivo Gaza

Lonja y puerta del Ángel de Zaragoza. Archivo Gaza

La puerta fue remodelada en 1492 con motivo de la llegada de los Reyes Católicos a la ciudad y fue derribada en 1821 debido a los daños sufridos durante los Sitios de Zaragoza.

Tuvo una segunda vida, puesto que fue reconstruida por el prolífico arquitecto municipal Miguel Jeliner y Germá en 1860 con motivo de la visita de Isabel II a Zaragoza y eliminada definitivamente en 1867.

 

Esta reconstrucción pretendía recordar la antigua puerta de la ciudad y contaba en la parte superior con un grupo escultórico formado por el Ángel Custodio, que cobija bajo sus alas una alegoría del río Ebro y un león, tal y como puede apreciarse en el dibujo que se conserva en el Archivo Municipal.

Actualmente, puedes ver algunos restos de dónde comenzaba esta puerta en la pared lateral de La Lonja, en la esquina de la calle Don Jaime. Si quieres ver su imagen original, puedes observarla en muchos cuadros, grabados incluso en una colección de sellos. Te recomendamos el cuadro ‘La Vista de Zaragoza’, pintado por Juan Bautista Martínez del Mazo en 1647.

Puerta del Ángel. Archivo municipal

Puerta del Ángel. Archivo municipal

La Segunda puerta

Al Sur, la Puerta Cinegia se situaba entre la calle Mártires y la plaza de España. Su nombre podría venir de la palabra latina para referirse a las cenizas, en alusión a las hogueras realizadas al otro lado de esta puerta. En época medieval esta puerta daba acceso al arrabal musulmán de Sinhaya, que también podría ser el origen de su nombre actual. Hasta principios del siglo XIII este fue el emplazamiento del mercado principal de la ciudad, que fue posteriormente trasladado a la Puerta de Toledo por orden de Pedro II, cerca del actual Mercado Central.

Recreación puerta Sinhaya. Archivo Gaza

Recreación puerta Sinhaya. Archivo Gaza

Del mismo modo que ocurrió con la puerta del Ángel, en 1492 la puerta Cinegia fue remodelada con motivo de la visita de los Reyes Católicos tras la conquista de Granada. Pero, finalmente, tras los daños sufridos en los Sitios de Zaragoza se tomó la decisión del derribo total de los restos de la puerta Cinegia, en 1809. Si paseamos por su antiguo emplazamiento (los subterráneos del espacio comercial Puerta Cinegia, en la calle Mártires y en la calle Cuatro de agosto) aún podemos observar los grandes sillares de esta puerta.

Puerta Cinegia. Archivo Gaza

Puerta Cinegia. Archivo Gaza

 

Recorremos el Decumanus Maximus

La Tercera puerta

La Puerta de Toledo era el límite Oeste de la ciudad romana, situada en la calle Manifestación, antes del Mercado Central. Esta fue una de las puertas más imponentes de la ciudad, punto de unión con el camino del palacio de la Aljafería y zona de acceso de los cortejos reales.

Mural de la puerta de Toledo, Calles Manifestación y Salduba

Mural de la puerta de Toledo, Calles Manifestación y Salduba

Consistía en un arco de ladrillo con torreones a sus flancos, en el que se instalaron la cárcel de Manifestados y las cárceles reales, trasladadas desde la puerta Cinegia. También allí estuvo retenido el Justicia de Aragón, Juan de Lanuza, hasta su muerte en 1591.

En el año 1842 se aprobó la demolición de la puerta de Toledo debido a su avanzado estado de abandono y ruina. Zaragoza perdió así otra de sus puertas históricas, un recuerdo que hoy vive en el mural situado entre las calles Manifestación y Salduba.

La Cuarta puerta

La Puerta de Valencia era la entrada Este de la ciudad. Antiguamente se trataba de la puerta más importante de Caesar Augusta, pues indicaba el camino hacia Roma, capital del Imperio. En la época musulmana fue conocida como Bab al-Quibla o ‘puerta que mira hacia la Meca’.

Recreación de la puerta de Valencia. Archivo Gaza

Recreación de la puerta de Valencia. Archivo Gaza

La estructura de esta puerta monumental era de gran altura y quedaba flanqueada por dos torreones. Desde la Edad Media albergó viviendas en la parte superior. Como ocurrió frente a las otras puertas de la ciudad, la plaza situada a sus pies fue un lugar de celebración de mercado.

Por necesidades del desarrollo urbanístico de la ciudad, en 1867 se aprobó el derribo de la puerta. Algunos de sus sillares, con inscripciones en latín, pueden observarse hoy en día en el Museo de Zaragoza; Pero también se ha conservado la sección inferior de la torre sur en el sótano de un comercio en el número 147 de la calle del Coso. Actualmente el mejor recuerdo de esta puerta es el mural del edificio situado frente a la iglesia de la Magdalena.

Mural de la puerta de Valencia. Plaza de la Magdalena

Mural de la puerta de Valencia. Plaza de la Magdalena

Estas son las cuatro puertas romanas de Caesaraugusta. Otras ocho puertas posteriores se construyeron en Zaragoza. ¡Descubre sus nombres, su emplazamiento y su historia en nuestras próximas publicaciones!

¡Si te ha gustado esta publicación dale a ‘me gusta’👍🏻, compártela en tus redes y déjanos tus comentarios! También puedes suscribirte a nuestro blog para conocer más curiosidades sobre Zaragoza.

¡Apúntate a nuestra newsletter para recibir información actualizada sobre cultura, gastronomía, eventos y servicios turísticos en Zaragoza! Síguenos en redes socialescomparte tus fotos #ZGZTequiere y #DestinoZaragoza y déjanos tus comentarios!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.