Un paseo modernista por Zaragoza

0
Posted 16 mayo, 2018 by zaragozaturismo in Cultura
Modernismo en Zaragoza

A comienzos del siglo XX empezaron a construirse por Zaragoza nuevos edificios que le dieron un aire elegante, moderno y alegre. Florecía en la ciudad el Modernismo, un estilo caracterizado por la sofisticación, formas estilizadas inspiradas en la naturaleza y el uso de nuevos materiales constructivos.

El novedoso lenguaje se popularizó gracias a la Exposición Hispano-Francesa de 1908, cuya filosofía se basaba en estrechar lazos con los vecinos franceses después las Guerras Napoleónicas y un siglo después de los Sitios de Zaragoza.

Modernismo en ZaragozaEsta Exposición tuvo lugar en la Plaza de los Sitios, y precisamente allí se emplazó el Quiosco de la música, uno de los ejemplos más bellos y refinados del Modernismo en Zaragoza. Este pequeño templete consiste en una estructura de 8 delicadas columnas de hierro que forman un elegante alero y sostienen una cúpula ovalada decorada con cerámica vidriada. Puedes ver esta hermosa obra de arte en el Parque Grande José Antonio Labordeta.

En aquella época la burguesía zaragozana comenzó a instalar sus residencias a lo largo del Paseo Sagasta, de las que conservamos algunos ejemplos. En el número 11 encontrarás la Casa Juncosa, con una suntuosa ornamentación floral en piedra labrada y hierro. Más adelante, en el número 13, se levanta la Casa Retuerta, más sobria pero igualmente con decoración vegetal en los balcones. Estos dos excelentes ejemplos fueron declarados Monumento Nacional en 1983.

Modernismo en ZaragozaTambién hay otros edificios con motivos similares en este paseo, como los números 37 y 40, en los que dentro de su estilo ecléctico podemos reconocer formas modernistas.

Cerca de la Plaza de España, en el corazón de la ciudad, podrás admirar la magnífica fachada del antiguo Casino Mercantil, gran ejemplo del Modernismo tardío en Zaragoza. Sus prominentes miradores y recargada decoración hacen que este edificio sobresalga en el Coso de Zaragoza.

Continuando por el casco histórico podemos ver otras residencias notables de la época: la Casa Molins en el número 2 de la Calle Alfonso, el número 25 de la Calle Prudencio y el número 16 de la Calle Manifestación.

Finalizamos con uno de los edificios más singulares de Zaragoza: la Casa Solans, en la margen izquierda del Ebro. Esta joya se construyó entre 1918 y 1921 junto a “La Nueva Harinera”, fábrica del industrial Juan Solans. Dentro de su arquitectura ecléctica destaca la ornamentación modernista en forma de azulejos y mosaicos. Puedes visitarla los sábados por la mañana, ¡llámanos para reservar!

Modernismo en Zaragoza

 

¿Quieres saber más sobre los edificios modernistas de la ciudad? Más información aquí.

¡Descubre el modernismo zaragozano!









0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies