La Torre Nueva de Zaragoza

0
Posted 6 abril, 2018 by zaragozaturismo in Historia
Torre Nueva de Zaragoza

Hoy vamos a hablar de uno de los monumentos más emblemáticos de Zaragoza, aunque lamentablemente ya no podamos contemplarlo. Se trata de la desaparecida Torre Nueva, todo un símbolo de la ciudad.

Se encontraba en la Plaza San Felipe, en pleno casco histórico. Es una de las muestras de la prosperidad económica en la Zaragoza del siglo XVI. Fue construida entre 1504 y 1512 por el Concejo de la ciudad, y así se convirtió en la primera torre civil de Zaragoza. Sin pertenecer a ninguna iglesia, el primer reloj que tuvo Zaragoza no marcaba el tiempo religioso, sino el civil, por lo que su uso estaba destinado a todos los ciudadanos y servía para las funciones más cotidianas.

Entre sus funciones podemos destacar su utilidad para la extinción de incendios: gracias a su increíble altura (casi 80 metros) se podía divisar toda Zaragoza y avisar a los bomberos de la zona donde se había declarado el fuego, dependiendo del número de campanadas. Con este mismo método, esta torre sirvió de buena protectora de la ciudad al avisar por qué zona atacaban las tropas napoleónicas durante los Sitios de Zaragoza.

Mural

Mural en la Calle Torre Nueva

Estilísticamente, la Torre Nueva era un precioso ejemplo de torre mudéjar. Sobre una base estrellada, se levantaban varios cuerpos octogonales construidos en ladrillo. Siguiendo la tradición arquitectónica musulmana, los ladrillos se disponían en relieve adoptando formas geométricas y les acompañaban decoraciones cerámicas. Para hacernos una idea, podemos fijarnos en otras bellísimas torres mudéjares por Zaragoza: San Pablo, San Gil, la Magdalena y San Miguel.

Tan hermosa torre despertó el amor y admiración de numerosos viajeros y artistas, que nos dejaron pintorescos grabados y fotografías que dan testimonio de su valor artístico.

 

¿Por qué ya no podemos ver esta magnífica torre?

Desde el momento de su construcción, la Torre Nueva empezó a inclinarse, teniendo una desviación de casi 3 metros. A lo largo de toda su historia las obras de reparación y refuerzo fueron constantes, hasta que finalmente el Ayuntamiento decidió derribarla en 1892 por temor a un colapso.

Escultura Plaza San Felipe

Muchacho sentado mirando a la Torre Nueva

Hubo apasionados defensores de la conservación de la torre inclinada, entre ellos intelectuales y parte de la población. Sin embargo, a pesar de la ferviente oposición ante el “turricidio” como llamaban algunos, no se pudo salvar la Torre Nueva y se demolió en 1893.

Para recordar este símbolo perdido de Zaragoza: una marca en el pavimento que señala su perímetro, un mural representando su aspecto y la escultura de un hombre sentado en el suelo que contempla el lugar donde se habría levantado la icónica torre. Además, en un comercio en la misma plaza (Montal) se encuentra el Museo de la Torre Nueva, con grabados, fotografías, piezas originales e incluso el antiguo reloj.

¿Quieres saber más sobre éste y otros monumentos de Zaragoza? Apúntate a la ruta del Casco Histórico con los Informadores Turísticos en la Calle.









0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies