Experiencia ecuestre para todos: paseos a caballo por Zaragoza

0
Posted 24 julio, 2013 by zaragozaturismo in Deporte
DSC_0470

Cuando piensas en Zaragoza, te imaginas un entorno urbano, asfalto, coches, edificios… pero en la propia ciudad hay enclaves naturales que nos permiten desconectar y descansar del día a día. Una forma diferente de descubrir estos parajes que tenemos “a la vuelta de la esquina” es la que nos propone la Hípica del Parque del Agua: con una ruta a caballo. Suena bien, ¿no?

Esta actividad se realiza los fines de semana, (aunque para grupos se puede concertar para otro día según conveniencia). Tiene una duración de 60-70 minutos (45-50 minutos de paseo en caballo y 10-15 minutos para aprender las pautas básicas de manejo del animal) y la puede realizar cualquier persona a partir de 13 años.

Para las personas que no han estado nunca cerca de un caballo, impresiona ver el porte de estos animales. En la Hípica del Parque del Agua disponen de caballos de distinta altura para adaptarse mejor a la estatura de cada usuario. Tras escoger cada uno su caballo para la ruta, se entregan los cascos de seguridad y se dan las pautas básicas de cómo llevar las riendas para que el caballo ande, gire, pare… No hay por qué tener miedo ya que estos caballos son muy mansos y obedientes.

Fotografía de: Hípica Parque del Agua

Fotografía de: Hípica Parque del Agua

Una vez subidos al caballo, los jinetes y amazonas dan unas vueltas por el recinto de la Hípica para poner en práctica las pautas de manejo y sentirse cómodos con el compañero de viaje. Una vez listos, es hora de salir todos en fila y comenzar el paseo. La ruta discurre por el Parque del Agua y el soto de la ribera del Ebro.

En este paraje se conserva la masa vegetal autóctona y podemos ver gran variedad de especies vegetales como álamo blanco, chopo negro, espadaña, fresno común, hiedra, olmo, rosal silvestre, sauce blanco, saúco, caña, carrizo, junco común, lila de agua y tamariz… ¡Parece increíble que tan cerca de casa tengamos tanta diversidad de flora!

Relaja atravesar las sendas y caminos subido a lomos de un caballo mientras se ve el Ebro pasar. Es una experiencia enriquecedora que te permite sumergirte en el corazón verde de Zaragoza. Durante la ruta ¡incluso nos cruzamos con un rebaño de ovejas pastando! y ni se inmutaron al ver los caballos. El paso del animal te descubre sensaciones diferentes y te acerca más a la naturaleza. Sin duda, una experiencia enriquecedora que deja con ganas de repetir.









0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response


(required)

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. ACEPTAR